martes, 3 de abril de 2012

Dos poemas de Gustavo Roldán (1935-2012)


Gustavo Roldán escribía maravillosas historias para chicos, era carpintero y mago. Estaba siempre dispuesto a brindarse, a compartir, a visitar escuelas públicas, a contribuir para que este mundo sea más hermoso y más justo.
Hace muchos años, sabiendo que lo mío siempre sería la poesía, desempolvó un librito escondido de ediciones Argos y me lo regaló.
Comparto con ustedes dos poemas de Balada del aullador (1993)

Disfraces

Escondo el animal
lo disimulo
lo encadeno a la pena
de un pantalón y una camisa
ahogo los aullidos
debajo de la almohada
en la mitad de la noche
cuando es más larga la ausencia
No es fácil para un lobo
sobrevivir en medio de la gente.

1976/1990

Tras el bolsillo de la camisa
lo escondo y lo alimento
como a un suave animal
una pequeña bestia
sin uñas ni colmillos
pero con odios
a prueba de fuego
del tiempo
de la lluvia
que no quiere olvidar
que si los años pasan
y los muertos siguen muertos
las cenizas
todavía
no han aparecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada